Saltar al contenido
SUICIDIOS.INFO

Caroline Flack (15-02-2020)

suicidio de Caroline Flack

¿Por qué se produjo el suicidio de Caroline Flack? La presentadora británica, nacida el 9 de noviembre de 1979, se ahorcó el 15 de febrero de 2020 en su apartamento de Londres.

Popular por haber conducido programas como «Love Island», la también modelo y actriz, de 40 años, se vio obligada a abandonar este reality show (en España «La Isla de las Tentaciones») por una acusación de agresión a su novio, el tenista Lewis Burton.

La estrella televisiva se suicidó horas después de conocer que tendría que sentarse en el banquillo a principios de marzo por ese caso, pese a que su pareja se opuso a que prosiguiera el proceso judicial. Se concedieron una segunda oportunidad y, de hecho, seguían juntos.

Según apuntaron medios británicos, la propia familia confirmó, a través de su abogado, que Caroline se quitó la vida. La que fuera novia del príncipe Harry reconoció varias veces en público haber sufrido depresión.

La noche anterior a su suicidio había recibido atención médica domiciliaria, pero se decidió no ingresarla. El cadáver lo halló su padre, Ian, después de que un amigo con el que había quedado alertara de que no tenía noticias de ella.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Big day tomorrow .. Infact without even telling you … it’s one of my favourite days of the year… here’s a photo that has nothing to do with it ❤️🌴

Una publicación compartida de Caroline (@carolineflack) el

A tenor de lo publicado, en diciembre de 2019 Flack golpeó a su pareja con una lámpara en la cabeza mientras dormía, en u arrebato de ira tras haber leído mensajes comprometedores en su teléfono móvil.

La mujer, que negó su culpabilidad, fue arrestada y quedó en libertad bajo fianza y con una orden de alejamiento sobre su novio, de 13 años menor que ella. Ante el escándalo mediático tuvo que dejar su trabajo de presentadora de «Love Island», espacio que conducía desde su estreno en 2015.

La prensa sensacionalista de su país vio un filón en su caso y no dejó de publicar intimidades sobre su vida privada, e incluso los comentarios despectivos y ofensivos que la gente escribía sobre ella en las redes sociales.

Flack mantuvo en 2011 un breve romance con el ex cantante de One Direction Harry Styles cuando él tenía 17 años y ella, 31. Esta corta relación sentimental y la diferencia de edad entre ambos la puso aún más en el disparadero de los tabloides, que la tenían ya en su punto de mira tras haber descubierto y acabado con su noviazgo de apenas dos semanas con el entonces príncipe Harry, hoy duque de Sussex.

La conmoción en Reino Unido producida por el suicidio de Caroline Flack ha llevado a la petición popular de una «ley de Caroline» que persiga y condene la intromisión en la vida privada y el acoso de los medios de comunicación hacia los famosos.

Un comunicado emitido por sus allegados pidió a los medios de comunicación que se respetara «la privacidad de la familia en estos momentos difíciles» y que no trataran de «contactarles ni fotografiarles».

Su novio publicó en Instagram una foto de ambos juntos con un emotivo mensaje:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

My heart is broken we had something so special. I am so lost for words I am in so much pain I miss you so much I know you felt safe with me you always said I don’t think about anything else when I am with you and I was not allowed to be there this time I kept asking and asking. I will be your voice baby I promise I will ask all the questions you wanted and I will get all the answers nothing will bring you back but I will try make you proud everyday. I love you with all my heart 💔

Una publicación compartida de Lewis Burton (@mrlewisburton) el

Con el suyo se elevan a tres los suicidios de famosos vinculados al citado programa televisivo, tras las muertes de los ex concursantes Mike Thalassitis en 2018 y Sophie Graydon en 2019.

El desgarrador mensaje que Caroline Flack no llegó a publicar

La familia de la presentadora publicó unos días después de su muerte un mensaje que ella quería haber difundido públicamente y en el que relataba cómo la presión mediática había destrozado su vida: «He perdido mi trabajo. Mi hogar. Mi capacidad de hablar».

En el escrito, hallado como borrador en su móvil, decía que «para muchas personas, ser arrestada por agresión es una manera extrema de tener una especie de revelación espiritual y de despertar, pero para mí se ha convertido en normal. He afrontado muchas situaciones de estrés en mi vida. He aceptado opiniones sobre mi vida, tóxicas y vergonzosas, durante diez años y todavía me digo a mí misma que es parte de mi trabajo. No me quejo».

Caroline Flack aseguraba que «siempre me he responsabilizado de lo ocurrido aquella noche. Incluso entonces. Pero la verdad es que fue un accidente. Tengo una crisis emocional desde hace tiempo. Pero no soy una maltratadora. Tuvimos una discusión y ocurrió un accidente. Un accidente. La sangre que alguien vendió a un periódico era la mía y fue algo muy triste y personal».

«No puedo pasar cada día escondida, y que me digan que no puedo decirle nada a nadie. Lo siento mucho por mi familia, por todo lo que les he hecho pasar y por todo lo que han sufrido mis amigos. No pienso en cómo recuperar mi carrera, pienso en cómo recuperar mi vida y la de mi familia. Esto es todo lo que puedo decir», concluía la presentadora.

Caroline Flack publicó en 2014 un libro autobiográfico titulado «Storm in a C Cup»:

Aquí puedes ver las historias de otros famosos que se suicidaron.